Nuestro Comedor

En el Pomme d’Api, contamos con un comedor con cocina propia, para abastecer de las mejores soluciones nutricionales a quienes acuden a nuestras instalaciones, ya sea en el horario ordinario de colegio, como en las actividades extraescolares o los diferentes campamentos.

Por ello, los responsables de nuestro centro educativo en francés son los que se ocupan de la selección y el tratamiento de la materia prima con la que elaboramos nuestros platos diarios.

Tener una cocina propia no es algo muy habitual en los colegios de las dimensiones del Pomme d’Api. por lo que muchos padres agradecen este recurso para tener garantizado el equilibrio de la dieta de los más pequeños.

Nuestros profesionales se encargan de explicar a nuestros alumnos las propiedades de cada plato que cocinamos, de forma que entiendan, desde sus primeros años de edad, los beneficios de optar por una nutrición sana y equilibrada.

Productos ecológicos y de proximidad en nuestro comedor escolar

Otra de las bazas de nuestro servicio de comedor es el uso de alimentos ecológicos, cada vez más frecuentes en nuestras cocinas para garantizar la máxima calidad de nuestros platos.

Apostamos por artículos obtenidos en nuestros alrededores, para premiar a la producción local y potenciar las cualidades de estas acciones en nuestras pastas, arroces y legumbres, aunque en próximas fechas ampliaremos a otras clases de alimentos.

Tenemos en cuenta las necesidades de cada alumno, implementando las técnicas de precaución más precisas para prevenir intoxicaciones por alergias o intolerancias.

Nuestros protocolos están completamente controlados para que nada falle y los alumnos disfruten de una comida sabrosa, llena de nutrientes y acompañados de sus compañeros y amigos.

Planes personalizados en nuestro comedor escolar propio

En el momento de la admisión de nuestro alumnado, realizamos un perfil nutricional de todos los niños de forma individualizada, teniendo en cuenta las necesidades específicas de cada uno.

Los profesionales de cada uno de los departamentos de nuestro centro son perfectamente concienciados con la importancia de una alimentación equilibrada para el desarrollo y crecimiento infantil.

Los primeros años de edad son vitales para que las personas asienten su educación nutricional, entendiendo los beneficios de ciertos productos para garantizar el bienestar físico y emocional.

¿Por qué es importante contar con un buen comedor?

Una de las claves a las que atienden los padres a la hora de buscar un centro educativo para sus hijos es si cuenta con comedor o no.

Muchos colegios cuentan con un comedor propio, pero sin una cocina en la que manipulen y preparen platos bajo su criterio; en el Pomme d’Api, tenemos a nuestra disposición cocineros cualificados y experimentados para satisfacer las necesidades nutricionales de los más pequeños.

Tenemos bajo control las especificaciones de cada alumno, posibles alergias, intolerancias y otros datos que puedan influir en la elección del menú de forma individualizada. Elaboramos cada mes programas alimentarios adaptados a estas necesidades y a la disponibilidad de nuestras despensas.

Como hemos mencionado, estamos comprometidos con una oferta de materia prima de primera calidad, de procedencia ecológica y de proximidad, apostando por los alimentos de temporada para dar a conocer estos datos esenciales de alimentación a los comensales.

Abarcamos los nutrientes que todos los niños necesitan para su crecimiento Antes del comienzo de cada mes, elaboramos un menú para todo el colegio, adaptado en algunos casos a los niños con alergias o intolerancias.

Tenemos en cuenta las calorías de cada menú, para alcanzar los nutrientes necesarios para cada uno de nuestros alumnos y equilibrar esta aportación a lo largo de la semana.

Los padres de todos nuestros alumnos pueden comprobar la variedad y equilibrio de los platos que servirán a sus hijos: ensaladas, merluzas, albóndigas, arroz blanco, muslitos de pollo asados, brócoli rehogado, marmitako de merluza, garbanzos guisados con carne, patatas guisadas con pavo, crema de zanahorias, crema de verduras de temporada, sopa de pollo con fideos, macarrones a la boloñesa, menestra de verduras, filetes de pollo a la plancha… estos son sólo algunos ejemplos de las elaboraciones que ofrecemos en nuestro comedor con cocina propia, unos platos que se complementan con postres saludables, con grandes aportaciones para las necesidades de los niños, con gran importancia para las frutas de temporada que se alternan con yogures o petit suisses.

La tranquilidad de los padres

Una de las prioridades de nuestro centro es la tranquilidad de los padres, al dejar a sus hijos en un colegio francés de calidad, con un equipo de docentes con dominio nativo del idioma para ofrecer los mejores conocimientos a sus alumnos.

Un plan educativo en las aulas no puede acercarse a la perfección sin un programa nutricional que esté a su altura, por lo que nuestro menú escolar busca dar a conocer a los más pequeños la importancia de una alimentación adaptada a sus necesidades, en busca de un crecimiento pleno y totalmente sano.

Tanto el aprendizaje en las aulas como el comedor se completa con unas amplias instalaciones para el ocio y el recreo de los más pequeños, con todos los elementos que garantizan la seguridad en estos entornos.